Para mi Abuelo

Cuando mi hermano y yo eramos niños sentí que mi abuelo era mi unico aliado.  Mientras mi abuela y mis padres tratárón las traviesuras de mi hermano con tranquilidad y paciencia, mi abuelo lo veía como era: un niño travieso e incorregible.  Sentí que alguien, por fin, entendía mis retos.

Fue diferente abuelo de acuerdo a los temperamentos distintos de cada nieto.  A mi prima Isabella, la trataba con ternura, comprandole un chocolate cada dia.  Jamas lo vi tan feliz de cuando estaba rodeado de mis primos mas pequeños. Elena, Alexis y Mateo haciendo un disastre en la sala de su casa.  Mostró su amor de juegos con mis primos Sophia y Eric ganando con gusto en loteria y jenga.

Mi abuelo compartió consejos de como tratar a las damas con mi primo David, cuando cumplió 20 años; y con Tony: lecciones de como ser hombre honrado de familia.  Sus ojos se llenaban de orgullo a eschuchar a Monique hablar de como iban sus estudios de medicina.

abuelo

Dejó un gran legado nuestro abuelo con nosotros.  Para èl, el esfuerzo de llegar a un pais extraño valió la pena en ver a sus hijos ser exitosos, y mas en ver sus nietos existir en un mundo con oportunidades amplias.  Nos deja con un gran ejemplo de unidad y fuerza familiar Y nosotros respondaremos con nuestra promesa de unidad y fuerza familiar.  En su muerte continuaremos su legado para siempre.

Abuelo, te queremos.  Te extrañaremos.

Share This Post